De Súper a Subluxado

¿Cuán valioso es el flujo de energía que fluye a través de tu sistema nervioso?

Superman

El tristemente desaparecido Christopher Reeve podría haberlo explicado muy bien. Antes de su lesión en la médula espinal, era un individuo fuerte y atlético y el flujo de energía en su sistema nervioso era normal. Después del accidente, quedó confinado a una silla de ruedas, las 24 horas del día en dependencia médica, los 7 días de la semana.

La incapacidad para mover sus miembros no fue debida a una atrofia muscular, era un problema de interrupción en el flujo de energía del sistema nervioso. La misma interrupción le impedía respirar sin ayuda de un aparato y así, con otras funciones vitales. Su cuerpo dejó de funcionar en su pleno potencial, ya que el flujo de energía vital fue interrumpido a nivel de su primera vértebra cervical.

Mientras, en el caso de Christopher Reeve, es fácil entender la envergadura de la tragedia  cuando el flujo de energía se interrumpe, pocos son conscientes de las sutiles “tragedias” que se producen en nuestra salud cuando obviamos nuestras subluxaciones.  No es tan drástico como con Superman, pero altera el potencial de la vida de todos modos. ¿Cuán valioso es tu flujo de energía? Pregunta a cualquier persona cuya salud se ha restaurado después del cuidado quiropráctico.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *