La quiropráctica y el Sistema Inmunológico

En cuanto los días empiecen a ser más cortos, los medios de comunicación anunciarán la llegada de la temporada de resfriados y de gripe. Esta autosugestión infecta a muchos con la creencia de que enfermar durante esta época del año es probable, incluso normal.

 

Enfermar puede ser habitual, pero no normal.

 

Estas reglas te ayudarán a desafiar a las compañías farmacéuticas y disfrutar de la estación, sin ni siquiera un resfriado:

 

  1. Lávate las manos con mayor frecuencia. No hace falta ser obsesivo, pero una mejor higiene puede ayudar a prevenir muchos tipos de enfermedades contagiosas.

 

  1. No te toques la cara. Los gérmenes a menudo entran en nuestro cuerpo al restregarnos los ojos, rascarnos la nariz o tocarnos los labios.

 

  1. Evita el azúcar. Haz un esfuerzo consciente para reducir o eliminar los dulces y golosinas navideñas que pueden afectar enormemente a tu sistema inmunológico.

 

  1. Bebe mucha agua. Somos principalmente agua y cuando nos desequilibramos, independientemente de la época del año, nuestro sistema inmunológico puede verse afectado.

 

  1. Ajústate regularmente. La subluxación vertebral es una forma muy común de estrés. Un cuidado regular con la quiropráctica puede ayudarte a mantenerte bien y a conservar tu sistema inmunológico en óptimas condiciones.

 

 

“El antiguo refrán, más vale prevenir que curar, resulta ser cierto. Si hace tiempo que no nos visitas, llámanos”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *