Manteniendo la gallina de los huevos de oro

Todos tenemos excusas para no ir al quiropráctico más a menudo; demasiadas citas, demasiadas responsabilidades, demasiados  “llenar espacios en blanco”. A lo mejor te sientes como la gallina de los huevos de oro, tienes mucha gente que satisfacer o cuidar  y poco tiempo. Pero de lo que no te das cuenta es que precisamente – “estoy demasiado ocupado” – es la razón exacta por las que necesitas cuidar mejor tu columna y el sistema nervioso.

GallinaHuevosdeOro

Todas las actividades que realizas empiezan como un impulso mental en el cerebro que viaja a través de la médula espinal y los nervios hasta que llega a su destino final. Nada sucede en tu cuerpo sin haber sido modelado en el sistema nervioso. Desde el simple hecho de levantarse de una silla, todo lo que haces en la vida se lleva a cabo primero en tu sistema nervioso y luego es ejecutado en tu cuerpo. Y un Sistema Nervioso más despejado se consigue con un mantenimiento regular de cuidado quiropráctico, y serás más eficiente en tus tareas cotidianas.

Si tienes familiares o trabajadores dependiendo de ti, es bueno que todos mantengan el sistema nervioso despejado para obtener mejores resultados.  Una gallina bien ajustada mantiene los huevos de oro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *