MODELANDO LA COLUMNA

MODELANDO LA COLUMNA

 

modelando

Uno de los beneficios más importantes de la atención quiropráctica, es la restauración de la mecánica y la alineación de la columna vertebral normal.

Sin embargo, conseguir que se quede en la posición donde debe estar, toma tiempo y esfuerzo… especialmente si tu columna vertebral es estrecha y rígida.

Si alguna vez has trabajado con un bloque de plastilina nuevo, ya sabes lo difícil que puede ser moldearlo al principio: hay que trabajar con él – amasarlo y aflojarlo hasta que esté flexible. Cuanto más se trabaja con él, se vuelve más maleable y dócil.

Volver a establecer la alineación normal de la columna vertebral no es diferente a trabajar un bloque nuevo de plastilina.

Si la columna nunca recibió ajustes antes, es común sentir algo de presión o dolor en la primera parte del proceso de tu cuidado quiropráctico. Pero no te preocupes, es sólo temporal – al igual que las agujetas que se sienten cuando vas por primera vez al gimnasio.
En cada ajuste obtendrá una mayor flexibilidad, menor tensión y menos malestar.

“Confía en tu cuerpo, es más inteligente de que te imaginas”