Tocar madera…

Algunas personas piensan que la salud es una cuestión de suerte, como si te tocara en una lotería genética un gran sistema inmunológico, una función orgánica perfecta y un montón de energía. En realidad, no hay que “tocar madera” para estar sano… tienes más control sobre tu “expresión” natural de lo que piensas.

TocarMadera

La salud es un derecho de nacimiento. Desde el momento de la concepción, pasando de la adolescencia a la edad adulta, el poder innato de la vida que te trajo a la existencia continua trabajando para crear la mejor versión posible de ti. Esto incluye ayudarte a crecer fuerte, recuperarte de enfermedades y conquistar los estreses de la vida. Todas estas funciones vitales de la salud están orquestados por un poder innato dentro de ti y se manifiesta a través del sistema nervioso. Mediante los ajustes quiroprácticos, puedes mantener despejada “tu línea de vida” por donde fluye el poder innato.

Si has notado un cambio en tu salud desde que recibes cuidado quiropráctico regular, no es por “tocar madera”. Es gracias a “tocar las vértebras” subluxadas y devolverlas a su alineación, de modo que la inteligencia innata puede hacer su trabajo sin interferencias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *