Un cepo en tu columna

Te despertaste esta mañana y al levantarte de la cama, descubres que tu espalda está completamente bloqueada como si un cepo le impidiera moverse. Tal vez entonces, pienses que deberías haber prestado más atención a las señales de advertencia que se fueron acumulando en los últimos meses.

Cepo_Columna

La negligencia es enemigo del funcionamiento normal. Piensa en esa pequeña punzada en la espalda que sentiste hace unos días o en el dolor por la mañana que has tenido cada vez más frecuente, como en las advertencias que te manda tu cuerpo. Es como las multas de estacionamiento de las que no haces caso hasta que te encuentras con una penalización mayor. Si sigues ignorando las “multas” o avisos no debes sorprenderte si un día te encuentras con que toda tu columna se ha bloqueado y queda fuera de servicio. Eso es lo que sucede cuando las subluxaciones van sin control y sin ser corregidas.

Así que la moraleja de esta historia es no esperar a que tus problemas de la columna vertebral se te escapen de las manos antes de hacer algo al respecto. El cuerpo y tu columna te avisan, sé responsable y cuida las subluxaciones de tu columna ahora, antes de que ocasionen problemas mayores en el futuro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *