Vacunas contra la gripe y ranas…

Si te acuerdas de la clase de biología de la escuela secundaria, lo más probable es recordar los especímenes de animales que, con más o menos aprensión, hubo que diseccionar. Ranas y órganos de ovejas, todo preservados en una solución química de formaldehído. El formaldehído también es conocido por su uso en la industria funeraria como un fluido de embalsamamiento.

Formaldehído

En junio de 2011, los científicos del gobierno estadunidense expresaron su preocupación por la exposición de la población al formaldehído después de encontrar «cantidades preocupantes” en la madera contrachapada, tableros de partículas, depósitos de cadáveres y salones de belleza. Varios estudios fueron tan lejos como la presentación de informes de una asociación entre la exposición al formaldehído y el cáncer de pulmón y nasofaríngeo. Ahora es considerado por la EPA un probable carcinógeno humano (grupo B1) y es también un ingrediente rastro encontrado en tu vacuna contra la gripe.

Para los quiroprácticos, es preocupante que millones de personas no tienen idea de lo que está siendo inyectado en su cuerpo cada año. Inevitablemente, todos vamos a recibir una dosis de formaldehído cuando muramos. La pregunta es, ¿te sientes cómodo inyectándolo en tu cuerpo cuando todavía estás vivo?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *