La Piel de Gallina, decodificada

La piel de gallina son pequeños bultos en tu piel, en la base del folículo piloso. Son producidos por pequeños músculos que tiran el pelo hacia arriba.

Que te de piel de gallina es un reflejo activado por tu sistema nervioso simpático. Es una parte de la respuesta de “lucha o huida” que podemos tener con temperaturas bajas, nerviosismo, miedo u otras emociones fuertes. Es la misma fisiología que los puercoespines exhiben cuando levantan sus púas al ser amenazados, o que las nutrias marinas muestran cuando se encuentran un tiburón u otro depredador.

Hay muchas teorías sobre por qué nuestro cuerpo responde de esta manera. Algunos creen que es un vestigio de la respuesta para disuadir a los depredadores haciéndonos aparecer más grandes. O para incrementar la cantidad de aire atrapada en nuestra piel para ayudarnos a retener el calor.

El término “piel de gallina” deriva de la apariencia de la piel similar a la de la gallina cuando se le quitan las plumas. Las protusiones restantes luego de que las plumas son removidas recuerda a la experiencia en nuestros brazos, piernas o de la parte posterior de nuestro cuello.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *