Cuando el problema de estómago es un problema de nervios

Muchos de nuestros pacientes mencionan que luego de haber comenzado el cuidado quiropráctico, algunos otros problemas de salud no relacionados con la columna también han mejorado.

Los pacientes nunca nos dicen de esos otros problemas porque  piensan en el cuidado quiropráctico como algo simplemente para ayudar con sus problemas espinales.

Pero nosotros nos enfocamos en la integridad del sistema nervioso. Porque tu sistema nervioso controla todas tus funciones corporales. Y como tu columna vertebral cubre las vías neurológicas vitales entre tu cerebro y tu cuerpo, el cuidado quiropráctico es conocido por resolver un conjunto de problemas no espinales.

Imagina que alguien con reflujo, indigestión crónica, úlceras o alguna otra condición digestiva viene a nuestra consulta. A primera vista, estos parecen ser problemas estomacales.  NO TAN RAPIDO!

Es el cerebro el que controla y regula cada función corporal a través de mensajes enviados arriba y abajo por nuestra médula espinal. La interferencia en esos mensajes causada por las subluxaciones (vértebras desalineadas), puede parecer un problema de estómago. Pero el problema real es la comunicación cerebro-cuerpo.

Así es que corrigiendo el problema espinal, el problema estomacal usualmente se resuelve también!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *