Entradas

Subluxación de Aquiles

Recordando la mitología griega, Aquiles obtuvo sus poderes de invulnerabilidad y fuerza cuando su madre lo sumergió en el río Styx. Pero debido a que ella lo tenía sujeto por su talón, esa parte no fue tocada por el agua del río mágico. Aquiles sobrevivió muchas grandes batallas, pero el destino quiso que una flecha venenosa le tocara el talón llevándolo a la muerte. De ahí el origen de la expresión “talón de Aquiles”, que nos recuerda que a pesar toda la fortaleza un punto débil puede conducirnos a la ruina.

Subluxación-Aquiles

Existen puntos débiles recurrentes en la columna vertebral, las subluxaciones, y si se descuidan conducen a la falta de salud. Nuestra médula adquiere sus puntos débiles debido a la gran cantidad de malos hábitos posturales, traumas físicos y accidentes. Todos tenemos nuestra propia subluxación de Aquiles específica que se manifiesta especialmente ante situaciones de estrés.

Debido a que todas las tensiones diarias de la vida a las que estamos sometidos, es importante localizar la subluxación específica y corregirla antes de que tenga un efecto negativo en la salud. El cuidado quiropráctico regular protector, hace precisamente eso. La quiropráctica se encarga de proteger tus puntos vulnerables.

Caminando con un sólo zapato

Nadie considera la idea de caminar con un solo zapato. A un niño puede parecerle divertido, pero sería muy malo para los pies, las rodillas, las caderas, la espalda y hasta el cuello. Desafortunadamente, ¡muchas personas han estado haciendo esto mismo durante años sin saberlo!

caminandounsolozapato

Cuando una columna está obligada a funcionar en un estado de subluxación, se crea una deficiencia biofísica y el desequilibrio resultante provoca una mecánica corporal pobre y un mayor riesgo de daño al tejido blando a largo plazo. Distorsiones posturales como caderas desiguales o, un “pierna corta funcional”,  son señales de que “algo está fuera de lugar” en la columna vertebral y necesita ser evaluado. Tanto es así que muchos quiroprácticos chequean la desigualdad de longitud entre las piernas como un medio para confirmar la presencia de subluxaciones de la columna vertebral.

Al igual que conducir un coche con mala alineación causará el desgaste prematuro de los neumáticos y los frenos, caminar con una pierna más corta debido a las subluxaciones puede causar un desgaste prematuro de las articulaciones y los discos. Si estás experimentando los síntomas de este tipo de desequilibrio, como una pierna más corta que la otra, cadera inclinada o dolor de espalda, acude al quiropráctico cuanto antes y pide una revisión profesional antes que se produzca daños mayores.

¡Evitando un choque de trenes!

La atención médica preventiva se centra principalmente en la detección temprana y el tratamiento de la enfermedad. Su filosofía se basa en que si se aborda la disfunción en su etapa más temprana, por ejemplo enfermedades como cáncer de mama o la diabetes, hay mejores posibilidades para su tratamiento. Aunque ese razonamiento tiene su parte de verdad, te sitúa en la posición de esperar un choque de trenes antes de que puedas hacer nada al respecto.

Railroad crossing

En Quiropráctica, el cuidado preventivo se centra en el apoyo a la Inteligencia Innata que se encarga de la preservación de la salud de todo el cuerpo, la columna vertebral y el sistema nervioso. Todas las funciones normales del cuerpo son modeladas por primera vez en tu Sistema Nervioso por tanto, el primer  “desajuste” antes de manifestarse en forma de enfermedad, lo padece el mismo Sistema Nervioso en forma de subluxación. Entonces, ¿no tiene más sentido evitar que se desencadene la enfermedad en lugar de estar sólo atento al momento que se manifiesta para empezar cuanto antes a luchar contra ella?

La mejor prevención no se limita a pruebas de diagnóstico periódicas y “esperar” hasta el surgimiento de la enfermedad…se centra en la eliminación de la causa antes de que tenga la oportunidad de desarrollarse y su posterior manifestación. Todo comienza con la interferencia en el sistema nervioso.

¿Está la salud de tus seres queridos protegida con atención quiropráctica preventiva?

“Golpear” una columna desalineada

Si clavas un clavo recto entra directo en la madera. Si clavas un doblado, se dobla aún más. El mismo principio físico se aplica a la columna vertebral.

GolpearUnaColumnaDesalineada

Una columna vertebral correctamente alineada puede soportar las fuerzas que encuentra cada día, como ponerse de pie, levantar, flexionar y la torsión. Una desviación o subluxación  en esa columna vertebral y en lugar de soportar esas fuerzas, la columna vertebral sucumbe a ellas. Entonces, por molestias, lesiones e incluso incapacidad, se convierten en difíciles las actividades diarias normales, como las tareas domésticas, hacer ejercicio o jugar con tus hijos.

La integridad estructural engendra el funcionamiento normal. Cuando se trata de fuerza y rendimiento, la columna vertebral tiene que estar en la alineación adecuada para conseguir hacer el trabajo sin dañarse y sin dolor. Mantén en forma tu columna con cuidado quiropráctico regular para protegerla de los golpes de la vida diaria.

Horario de verano y Ajustes

¿Qué tienen en común el horario de verano y un ajuste quiropráctico? Que ambos te ofrecen más “luz”.

HorariodeVerano

 

El propósito principal de la quiropráctica es alinear lo mejor posible las vertebras,  es decir, localizar y corregir las subluxaciones. Si descomponemos esta palabra se obtiene:

                   SUB = menos     LUX = luz    ACCIÓN = información

Subluxación literalmente significa un estado de menos luz o energía, debido a que algunas vertebras mal alineadas, especialmente el Atlas y el Axis, primera y segunda vértebra,  restringen el flujo de impulsos a través del sistema nervioso.

Un ajuste quiropráctico corrige esta desalineación, elimina la presión sobre los nervios y la energía vital puede fluir en su totalidad otorgándote más luz para autocurarte.  Cuando recibes un ajuste de tu quiropráctico, puedes estar seguro de que la “luz” innata que te regenera es más brillante con cada sesión. La vida fluye hacia adelante cuando se está bajo cuidado quiropráctico regular.

Subluxación en el zapato

Hoy  vamos a recurrir a una fábula para explicar un concepto muy sencillo pero que,  a veces olvidamos.

Subluxación_Zapato

 

Un hombre tenía dolor en el pie y decidió utilizar una pomada que le habían recomendado para “curar” todos los dolores. El dolor desapareció y el problema se trató con éxito, al menos  “farmacológicamente” hablando.

Como era de esperar, el dolor regresó después de que el efecto calmante desapareciera. La siguiente ver el hombre decide escuchar a un amigo y acudir a un quiropráctico que realiza un análisis para encontrar la causa del problema; ¡una piedra escondida en el zapato!  El quiropráctico simplemente elimina “la piedra”, es decir elimina la subluxación o la interferencia  y deja que el propio cuerpo sane la llaga. El hombre obtiene los resultados que buscaba.

Moraleja de la historia, si quieres resolver tus dolores y otras deficiencias de salud, es más inteligente encontrar la causa fundamental. En otras palabras, ir al origen del problema, eliminarlo y dejar que el tiempo y la naturaleza se encarguen del resto. Adormecer tus sentidos con las drogas y no escuchar los avisos de tu propio cuerpo, no conduce hacia la sanación.

Tratar lo superficial

Entras en la consulta de tu quiropráctico, subes a la camilla y señalas dónde te duele. Pero el quiropráctico ajusta una parte totalmente diferente de la columna vertebral… ni siquiera cerca de donde sientes el dolor… ¿por qué?

Tratar_lo_Superficial

Hay un viejo refrán que dice que cuando le pisas la cola a un perro, ladra por el otro extremo. En Quiropráctica, eso significa que donde te duele no es necesariamente donde está el problema. Muchas veces el síntoma que se siente en un área se debe a una causa remota. Por ejemplo, alguien con ciática sentirá dolor en su pierna, pero la causa del problema es una subluxación vertebral en su columna vertebral.

Los Quiroprácticos reconocen que si corriges la causa de los síntomas, el cuerpo ya no tendrá la necesidad de manifestarse. Es por eso que los Quiroprácticos se centran en la solución de problemas subyacentes y no en los efectos superficiales. Perseguir síntomas es como cuando un perro persigue su propia cola – gira alrededor de sí mismo hasta que se marea, confundido y frustrado. Es mucho más inteligente de abordar la causa subyacente desde el principio.

Houston, ¡tenemos una Subluxación!

Como si fuera el centro de control de la base espacial de Houston, el tronco cerebral es el comando central de tu cuerpo. Situado en la base de tu cerebro, se extiende dentro de la columna vertebral cervical superior, sirve de punto de cruce para los miles de millones de fibras nerviosas que llevan los datos de la vida del cerebro al cuerpo.

Houston_Subluxación

La primera cervical, el Atlas, y la segunda cervical, el Axis, si están bien alineados, actúan como estructura protectora de tu “centro de control”. Pero cuando están subluxados, es decir se han “salido de órbita” suponen una gran fuente de problemas. Dado que todos los impulsos de la vida vienen del tallo cerebral, la Quiropráctica reconoce que, cualquier presión sostenida en esta área debida a la desalineación del Atlas o el Axis, puede conducir una miríada de disfunciones en tu cuerpo o subluxación.

Existen técnicas quiroprácticas que se centran específicamente en la relación entre la alineación cervical superior y la restauración de la salud. Muchas personas han recuperado su vitalidad desde la recepción de un ajuste cervical superior, sencillo, seguro y poderoso que corrige la alineación de C1 / C2 y alivia la tensión en la base del cerebro. Si deseas más salud, asegúrate de que tú “sala de control” está despejada, para no desencadenar problemas.

Ajustando los puntos marrones

Estás orgulloso de tu césped; lo riegas, abonas y tratas de que no lo pisoteen demasiado. Pero te olvidaste del fertilizante un par de veces y ahora ha perdido brillo, y han aparecido manchas marrones allá donde la hierba crecía rebosante de energía. Una situación similar puede ocurrir dentro de ti.

Ajustando-Puntos-marrones

Para prosperar y crecer, todas las células, órganos y tejidos que componen tu cuerpo necesitan una distribución uniforme de la energía neurotrófica que sustenta la vida y que es distribuida por el Sistema Nervioso. Si hay partes de tu cuerpo que se ven privadas de esta energía, igual que el ejemplo del césped, también se desarrollaran manchas de falta de vitalidad y en consecuencia de enfermedad. Los quiroprácticos se refieren a ello como estar “subluxado”.

El objetivo de la atención quiropráctica es conseguir el 100% de distribución de la energía vital de tu cuerpo, y eso se logra manteniendo tu Sistema Nervioso despejado de obstrucciones a nivel de la columna vertebral. Si no deseas encontrar “parches feos en tu salud”, mantén la distribución de tu energía vital uniforme y consistente con el cuidado quiropráctico.

Martillear una Subluxacion

Si te has golpeado el pulgar con un martillo, con un poco de tiempo y cuidado se curará. Pero si insistes en golpear ese mismo dedo pulgar una y otra vez, aún con los mejores esfuerzos terapéuticos, la curación no llegará debido al trauma repetitivo.

Martillear_Subluxacion

Del mismo modo, es común que los pacientes tienen subluxaciones vertebrales recurrentes, (desalineación de los segmentos vertebrales que provocan la irritación de los nervios), incluso después de recibir la mejor atención quiropráctica. En muchas situaciones, no es el cuidado quiropráctico lo que falla; los repetitivos hábitos de estilo de vida fuera de la consulta se convierten en la causa. Por ejemplo: te ajustas y al volver a casa, sin darte cuenta te quedas dormido en el sofá – entonces de nuevo RE-SUBLUXACIÓN… O una vez ajustado, te paras en algún lugar a comer comida basura – entonces RE-SUBLUXACIÓN… El ciclo para que se repitan las subluxaciones continuará siempre, es como no dejar de martillear sobre el pulgar.

La Vida por si sola ya genera suficiente estrés y en consecuencia subluxaciones, sin necesidad que los malos hábitos añadan más estrés a tu columna. Si no estás sosteniendo bien los ajustes, tal vez hay algo en tu estilo de vida que debe ser abordado. Comenta con tu quiropráctico qué hecho repetitivo y “subluxador” puede ser el causante y ver si puede aislarse.