Entradas

El estudio de la muerte vs el de la vida

Una de las diferencias, no tan obvias, pero fundamentales entre la práctica de la medicina y la práctica de la quiropráctica es que la primera ocupa la mayor parte de su tiempo y esfuerzos en lidiar con la muerte y la enfermedad, mientras que la otra, lo ocupa propiciando la plena expresión de la VIDA.

LaMuerteVsLaVida
El trabajo de la mayoría de los MD (médicos), ocupa su tiempo en el diagnóstico, el tratamiento, la enfermedad, convalecencia y, finalmente puede ser que también en el cuidado hospitalario; es decir se ocupa del paciente en los estados que se encuentra con su “fuerza de vida innata” debilitada o suprimida.  En cambio, el DC (doctor en quiropráctica) centra su tiempo en el análisis, el ajuste, la vitalidad y la vivificación; los estados que surgen de la plena expresión de la fuerza de la vida innata. He aquí una observación inteligente; cuando te centras más en cuidado quiropráctico, la necesidad de acudir a la medicina se reduce.

Esto es lo que los Quiroprácticos creen que es el VERDADERO cuidado de la salud, en comparación con el cuidado de la enfermedad en la que gastamos miles de millones en la actualidad. ¿Cuánto mejor estaríamos todos si se dedicara más tiempo a mantener la inteligencia innata que fluye directamente de nuestro cuerpo en su máxima expresión, en lugar de ocuparnos solamente cuando aparece la ruina que conlleva su ausencia?

Nada es más grande que la VIDA

La desconexión con nuestra esencia engendra el desastre, ya sea un tiroteo masivo, acto terrorista o cualquier otra forma de manifestación sin sentido. En un estado egoísta de desvinculación con nuestra fuente vital, los seres humanos operan peligrosamente por debajo de su potencial.

 

NadaMasGrandeQueLaVida

No hay justificación o comprensión para los recientes actos terroristas de París. Es imposible aplicar la lógica y razón de estos actos atroces contra inocentes. Nadie con un claro, sano e innato aprecio a la vida, deliberadamente puede alguna vez extinguirla. Todos los que entienden la grandeza de la vida, se esfuerzan por proteger su libertad de expresión.

Para las víctimas y las familias en París, le ofrecemos nuestra esperanza que encontrar la paz que trasciende sobre todo. Y también para el resto del mundo, que nos levantamos y trabajamos diligentemente para preservar la vida, porque no hay nada más grande que poseemos.