Consejos de seguridad para las barbacoas en verano

Consejos de seguridad para las barbacoas en verano imagen de barbacoa

¿Qué cosas te gustan del verano? Seguro que la barbacoa es una de ellas. Cocinar en el exterior, abandonar el horno, reducir la limpieza al mínimo… ¿qué más se puede pedir? Cuando aumenta la temperatura, también lo hace el riesgo de contraer enfermedades a través de la ingesta de alimentos, así que recuerde estos consejos cuando hagas una barbacoa.

  • Limpia la superficie de la parrilla antes de cada uso. Nunca utilice los mismos utensilios para manipular alimentos crudos y cocidos.
  • Mete la carne, el pollo o el pescado en el frigorífico o en el congelador en cuanto vuelvas del supermercado para que no se estropee.
  • Cuando marines alimentos, déjalos dentro del frigorífico para que se mantengan fríos. Cuando termines, desecha el adobo. Nunca uses el marinado de alimentos crudos en alimentos cocinados.
  • Pon siempre la comida en platos limpios. No uses el mismo plato para la comida cruda y la cocinada, a menos que se limpie previamente con agua caliente y jabón.
  • Cocina los alimentos a la temperatura adecuada. Las hamburguesas y las costillas deben cocinarse a 70ºC, los filetes a 63ºC, el pollo a más de 74ºC. El centro no debe quedar rosado, y el jugo que expulse ha de ser claro.
  • Nunca dejes la comida en el exterior. Mete en el frigorífico todos los alimentos que no se han consumido.

Te deseamos una feliz barbacoa. Pero recuerda que las bacterias se multiplican más rápidamente en climas cálidos. Cuando haga la comida, siga estos consejos para reducir el riesgo de padecer enfermedades transmitidas por alimentos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.