Entradas

Cuidados de restauración

La realización de un proyecto de restauración de un automóvil clásico puede ser una tarea laboriosa. Dependiendo del desgaste, rotura y el abandono con que nos encontremos, podría tomar varios meses y un montón de dinero para retornar de nuevo un clásico oxidado a la forma en que se veía en sus días de gloria.

Cuidados_de_Restauración

Poner de nuevo tu columna vertebral en forma puede ser también un proyecto de restauración grande. En lugar de recromar los parachoques, pintar la carrocería y eliminar la herrumbre, el quiropráctico intentará devolver a tus vértebras su rango de movimiento para que recuperen su funcionamiento. Es decir, corregir cualquier problema de alineación vertebral y detener la degeneración artrítica con cuidado protector, todo para deshacer años y años de abandono y de falta de mantenimiento.

Con demasiada frecuencia, la gente olvida incluir en su plan de salud el cuidado de su columna, hasta que algo no se “rompe” no le prestan la debida atención. Lamentablemente, cuando se trata de tu columna vertebral, es imposible reemplazar las piezas originales una vez que han usado. Así que por favor, cuidar de los que tienes ahora.

Chequear los huevos

¿Cuántas veces has tenido un accidente aparentemente leve, o un resbalón en la acera y no le has dado demasiada importancia? Tal vez tu ego estaba más herido que lo que te dolían los síntomas externos. Lo que ocurrió en el interior podría ser una historia diferente.

Chequear-los-huevos

Después de un trauma, las cosas pueden parecer bien en el exterior, pero no quiere decir que están bien en el interior. Por la misma razón abrimos la caja de huevos antes de comprarlos para comprobar que no hay daños ocultos. Lo mismo ocurre con la columna vertebral después de cualquier sacudida. Lo que puede parecer un pequeño abultamiento desde el exterior, en realidad podría crear SUBLUXACIONES en el interior, es decir, desalineación de las vértebras que interfieren con la función nerviosa.

Después de un traumatismo, no importa si grande o pequeño, lo más inteligente es chequear la columna para comprobar si hay SUBLUXACIONES. Si tu hijo se cae por las escaleras, llévalo al quiropráctico para un chequeo. Si tu pareja tuvo un pequeño accidente o te tropezaste con el perro en casa, acudid a un chequeo. La vida es suficiente larga como para tener que vivirla con subluxaciones.

Conducir una columna desalineada

Alguna vez hemos visto a alguien con la rueda delantera de la bici entre las piernas intentando alinearla después de una caída. Enderezar el manillar suele ser más difícil así que la opción es circular con el manillar torcido aunque ello incremente el riesgo de volver a tener un accidente.

Columna_Desalineada

Después de que tu cuerpo ha sufrido un estrés, por ejemplo, levantaste un gran peso de forma incorrecta, te quedaste dormido en el sofá o pasaste ocho horas sentado frente al ordenador, es probable que tu columna vertebral también se hallé fuera de alineación. Una postura saludable requiere que la cabeza, los hombros, las caderas y los pies estén alineados correctamente para que la columna vertebral pueda mantener la integridad funcional, al igual que el manillar de una bicicleta tiene que alinearse con la horquilla y los neumáticos para poder conducirla con seguridad. Si una parte de una estructura mecánica se desalinea, como tu cabeza no está en equilibrio sobre los hombros o las caderas no están equilibradas sobre los pies, se creará tensión indebida en el resto del sistema y aumenta el riesgo de fallo o situación de crisis.

Si conduciendo una bici con el manillar torcido te sentirías incómodo, imagínate cómo se sienten tus músculos, articulaciones y ligamentos cuando intentan realizar actividades cotidianas, con una columna desalineada. Tal vez las molestias que sientes te están diciendo «… es el momento de visitar al quiropráctico para conseguir enderezar mi columna!»

Tratar lo superficial

Entras en la consulta de tu quiropráctico, subes a la camilla y señalas dónde te duele. Pero el quiropráctico ajusta una parte totalmente diferente de la columna vertebral… ni siquiera cerca de donde sientes el dolor… ¿por qué?

Tratar_lo_Superficial

Hay un viejo refrán que dice que cuando le pisas la cola a un perro, ladra por el otro extremo. En Quiropráctica, eso significa que donde te duele no es necesariamente donde está el problema. Muchas veces el síntoma que se siente en un área se debe a una causa remota. Por ejemplo, alguien con ciática sentirá dolor en su pierna, pero la causa del problema es una subluxación vertebral en su columna vertebral.

Los Quiroprácticos reconocen que si corriges la causa de los síntomas, el cuerpo ya no tendrá la necesidad de manifestarse. Es por eso que los Quiroprácticos se centran en la solución de problemas subyacentes y no en los efectos superficiales. Perseguir síntomas es como cuando un perro persigue su propia cola – gira alrededor de sí mismo hasta que se marea, confundido y frustrado. Es mucho más inteligente de abordar la causa subyacente desde el principio.

Gana movilidad – pierde dolor

Hay un viejo dicho que dice que «… si no lo usas, lo pierdes.» Nada podría ser más cierto cuando se trata de la inactividad y la pérdida de la función normal en tu cuerpo – y tu estilo de vida puede ser el culpable.

Gana_Movilidad_Pierde_Dolor

Está bien estudiado… un estilo de vida sedentario es peligroso para tu salud. Cuando no puedes mover una parte del cuerpo en su rango de movimiento completo, se vuelve rígido, mecánicamente deficiente y doloroso. Cada articulación del cuerpo está diseñada para ciertas características funcionales. Si huesos, cartílago, ligamentos y tendones no se mueven rutinariamente como han sido innatamente determinados, poco a poco se deterioran por desgaste (artritis). Desafortunadamente, hábitos de hoy como la tele-adicción nos conducen a menos movimiento, y cada vez más innecesario sufrimiento crónico.

La buena noticia es que puedes inclinar la balanza a tu favor con sólo añadir más movimiento a tu rutina diaria. Los ejercicios como el yoga son buenos para mantener los macro movimientos de su cuerpo, mientras que los ajustes regulares mantienen el micro movimiento saludable en las articulaciones de la columna vertebral. Mantener tu cuerpo en la alineación y rango de movimiento natural con cuidado quiropráctico es una manera perfecta para evitar la aparición del dolor provocado por el sedentarismo y para ayudarte a experimentar más vitalidad.

Agacharse como un niño

Si alguna vez deseas observar la biomecánica perfecta, mira como los niños recogen un juguete del suelo. Nunca les verás agacharse quejándose por dolor. Dejan caer sus caderas, mantienen un perfecto centro de gravedad mientras descienden y luego se incorporan como propulsados por un muelle.

AgacharseComoUnNiño

Curiosamente, nunca asistieron a clase de «ergonomía» para aprender ese movimiento perfecto. Sus pequeños cuerpos están diseñados de manera innata para hacerlo y hubo un tiempo en que tu también funcionabas de esa manera. Fuiste capaz de levantarte, doblarte, sentarte, caminar, correr, dormir con perfecta biomecánica innata. Pero en algún momento a lo largo del camino, tu cuerpo empezó a tomar malos hábitos y movimientos compensados que ahora crean dolor y limitación física en tu vida diaria.

Si el dolor ha hecho que tu cuerpo olvide como debe colocarse y moverse en la forma que fue originariamente diseñando, recuperar la SALUD significa regresar al diseño original. Si quieres recuperar tu vida, recuérdale a tu cuerpo cómo que estaba destinado a funcionar. Es el trabajo perfecto para un quiropráctico.

“No pruebes hacerlo en casa”

A menudo los pacientes hacen esta pregunta a sus Quiroprácticos: … ¿está bien “ajustar” su propia columna vertebral? Por lo general la pregunta surge después de ver a un amigo o familiar manipulando su propio cuello de lado a lado, tratando de conseguir el característico “pop”. La respuesta es ABSOLUTAMENTE NO.

NoPruebesHacerloenCasa

Aunque a simple vista no lo parezca, hay muchos factores que entran en juego en el ajuste quiropráctico. El análisis de la subluxación, la habilidad en la palpación, la interpretación radiográfica, la lectura de las pruebas quiroprácticas, el vector y cociente de aplicación de fuerza, puntos de contacto, la selección de nivel vertebral donde actuar, evaluación de contraindicaciones, el conocimiento de la historia familiar, el posicionamiento del paciente, control de la respiración, el propósito, la intención y temporización de la fuerza a aplicar. Es una locura pensar que se puede hacer con seguridad y eficacia a otro ser humano sin años de trabajo de postgrado y la formación clínica, y mucho menos, hacérselo uno mismo. El ajuste quiropráctico, aparentemente tan simple, es muy poderoso y debe ser seguro y especifico.

Ningún Quiropráctico respetable trataría de ajustar su propia columna vertebral, al igual que un dentista no se haría su propio implante. Es mejor delegar en un colega profesional con manos bien entrenadas y que puede hacer el trabajo de manera objetiva. Si conoces a alguien que insiste en “ajustarse” su propia columna, aconséjale que se ponga en manos profesionales o de lo contrario habrá que ponerle un cono de protección para que no se autolastime.

Ajustando los puntos marrones

Estás orgulloso de tu césped; lo riegas, abonas y tratas de que no lo pisoteen demasiado. Pero te olvidaste del fertilizante un par de veces y ahora ha perdido brillo, y han aparecido manchas marrones allá donde la hierba crecía rebosante de energía. Una situación similar puede ocurrir dentro de ti.

Ajustando-Puntos-marrones

Para prosperar y crecer, todas las células, órganos y tejidos que componen tu cuerpo necesitan una distribución uniforme de la energía neurotrófica que sustenta la vida y que es distribuida por el Sistema Nervioso. Si hay partes de tu cuerpo que se ven privadas de esta energía, igual que el ejemplo del césped, también se desarrollaran manchas de falta de vitalidad y en consecuencia de enfermedad. Los quiroprácticos se refieren a ello como estar «subluxado».

El objetivo de la atención quiropráctica es conseguir el 100% de distribución de la energía vital de tu cuerpo, y eso se logra manteniendo tu Sistema Nervioso despejado de obstrucciones a nivel de la columna vertebral. Si no deseas encontrar “parches feos en tu salud”, mantén la distribución de tu energía vital uniforme y consistente con el cuidado quiropráctico.

Martillear una Subluxacion

Si te has golpeado el pulgar con un martillo, con un poco de tiempo y cuidado se curará. Pero si insistes en golpear ese mismo dedo pulgar una y otra vez, aún con los mejores esfuerzos terapéuticos, la curación no llegará debido al trauma repetitivo.

Martillear_Subluxacion

Del mismo modo, es común que los pacientes tienen subluxaciones vertebrales recurrentes, (desalineación de los segmentos vertebrales que provocan la irritación de los nervios), incluso después de recibir la mejor atención quiropráctica. En muchas situaciones, no es el cuidado quiropráctico lo que falla; los repetitivos hábitos de estilo de vida fuera de la consulta se convierten en la causa. Por ejemplo: te ajustas y al volver a casa, sin darte cuenta te quedas dormido en el sofá – entonces de nuevo RE-SUBLUXACIÓN… O una vez ajustado, te paras en algún lugar a comer comida basura – entonces RE-SUBLUXACIÓN… El ciclo para que se repitan las subluxaciones continuará siempre, es como no dejar de martillear sobre el pulgar.

La Vida por si sola ya genera suficiente estrés y en consecuencia subluxaciones, sin necesidad que los malos hábitos añadan más estrés a tu columna. Si no estás sosteniendo bien los ajustes, tal vez hay algo en tu estilo de vida que debe ser abordado. Comenta con tu quiropráctico qué hecho repetitivo y “subluxador” puede ser el causante y ver si puede aislarse.

Residuos en el sistema nervioso

¿Qué pasaría si la basura no se recoge durante varios días? En breve el mal olor invadiría todos los rincones. Lo mismo puede decirse del cuerpo, si los “residuos” del Sistema Nervio no se descargan también regularmente.

ResiduosenelSistemaNervioso

Las tensiones físicas, químicas y emocionales se acumulan en tu sistema nervioso en forma de subluxaciones, término quiropráctico utilizado para denominar la interferencia del nervio provocado por el desalineamiento vertebral. Si el sistema nervioso no se despeja regularmente, el estrés de las subluxaciones puede desbordarse en tu cuerpo y causar falta de sueño, fatiga, inmunidad debilitada, dolores crónicos, ansiedad o mala digestión.

Las personas que mantienen su sistema nervioso «despejado» con ajustes quiroprácticos regulares reportan tener más energía, mejor recuperación de lesiones y un mejor estado de ánimo. Si te sientes débil y estancado, tal vez es hora de limpiar tu sistema nervioso. ¡Acude al quiropráctico hoy mismo!