CUIDA TU AUDICIÓN

Utilizas gafas para proteger tus ojos. Protector solar para tu piel. Pero qué hay de tus oídos? Alrededor del 10% de nosotros somos sordos o tenemos una discapacidad de audición que proviene de causas ampliamente evitables.

Los investigadores miden los niveles de sonido en decibeles (dB). Una conversación durante la cena ronda los 40 dB. El timbre de tu puerta 50dB. Pero nuestros oídos pueden experimentar daños por la exposición prolongada a niveles altos de sonido cuando cortamos el césped o usamos una sierra eléctrica (90dB) o si estamos cerca de turbinas de avión (130dB). Incluso los Ipods o los efectos de sonido durante una película en el cine pueden ser culpables. Están llevando el volumen a niveles máximos y el daño nos está perjudicando.

Mientras la escena musical de hoy en día pueda ser glamorosa, muchos músicos de rock son prácticamente sordos! Ellos (y muchos de sus fans) perdieron una parte de su audición por la exposición frecuente a los niveles de sonido de los conciertos de rock que rondan habitualmente los 110 dB.

Si no puedes evitar los niveles de sonido elevados, cubre tus oídos con tus manos o compra un protector de oídos.  Las versiones más económicas son unos bloquecitos de espuma que deben comprimirse y luego al insertar en la oreja se expanden reduciendo los niveles de sonido que ingresan al oído. Aunque la mejor opción es usar unos protectores de oreja que son como auriculares que la rodean por completo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *