Subluxación en el zapato

Hoy  vamos a recurrir a una fábula para explicar un concepto muy sencillo pero que,  a veces olvidamos.

Subluxación_Zapato

 

Un hombre tenía dolor en el pie y decidió utilizar una pomada que le habían recomendado para “curar” todos los dolores. El dolor desapareció y el problema se trató con éxito, al menos  “farmacológicamente” hablando.

Como era de esperar, el dolor regresó después de que el efecto calmante desapareciera. La siguiente ver el hombre decide escuchar a un amigo y acudir a un quiropráctico que realiza un análisis para encontrar la causa del problema; ¡una piedra escondida en el zapato!  El quiropráctico simplemente elimina “la piedra”, es decir elimina la subluxación o la interferencia  y deja que el propio cuerpo sane la llaga. El hombre obtiene los resultados que buscaba.

Moraleja de la historia, si quieres resolver tus dolores y otras deficiencias de salud, es más inteligente encontrar la causa fundamental. En otras palabras, ir al origen del problema, eliminarlo y dejar que el tiempo y la naturaleza se encarguen del resto. Adormecer tus sentidos con las drogas y no escuchar los avisos de tu propio cuerpo, no conduce hacia la sanación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *