Entradas

Volver a la configuración de fábrica

¿Alguna vez has tenido que restablecer la configuración de fábrica de un dispositivo electrónico que se volvió loco? Generalmente, hay la opción de pulsar el botón «restaurar» para volver a la configuración de origen. Si alguna vez has sentido necesidad de que tu cuerpo regrese a la «configuración de fábrica”, hay una profesión dedicada a tal efecto.

Fábrica

Nuestros cuerpos son bombardeados con el estrés diario; plazos de trabajo urgentes, crisis familiar inesperada o cualquier inconveniente en tu rutina agrega tensiones no solicitadas que pueden desestabilizar el equilibrio de tu sistema nervioso. El resultado – tu cuerpo se ralentiza, funciona lento e incluso se puede «congelar» con una enfermedad. Un ajuste quiropráctico es como golpear el botón de reinicio para restaurar tus funciones fisiológicas de nuevo a la configuración de fábrica.

Si te sientes abrumado, quizás es el momento para un buen ajuste para restablecer tu sistema nervioso a su configuración de salud y vitalidad. Borrar las subluxaciones desagradables de tu columna vertebral conseguirás activar de nuevo las conexiones.

¡Con una vez no basta!

¿Cuántos días de dieta se necesitan para perder un par de quilos? O ¿cuántos quilómetros en la cinta hay que correr para perder unos gramos? Obviamente es necesario hacerlo más de una vez y hay que seguir con el programa para mantener los resultados. Lo mismo ocurre con tu cuidado quiropráctico.

ConUnaVezNoBasta

Se necesita más de un ajuste para cambiar tu estado de salud. Es cierto, el cuerpo tiene un gran potencial para seguir mejorando después incluso de los primeros ajustes. Pero al igual que comer bien y hacer ejercicio, se logran resultados duraderos sólo con la repetición y la consistencia. ¿Cuánto tiempo hay que seguir con tu nueva dieta, el ejercicio regular y el plan de mantenimiento de tu columna? La respuesta es siempre y cuando quieras estar sano… y es de esperar que sea un deseo para toda tu vida.

En el mundo del fitness, la alimentación saludable y la quiropráctica, no existe tal cosa como “una vez y ya está”. Hay que incorporarlo a tu rutina para recoger los frutos.

No olvides tu ajuste…

A veces sucede que las personas se olvidan de seguir su cuidado quiropráctico tan pronto como el dolor desaparece, para regresar unos meses después preguntándose qué hicieron para que vuelva el dolor. En la mayoría de los casos no es tanto lo que hicieron lo que provocó que el dolor regresara, es lo que dejaron de hacer.

NoOlvidesTuAjuste

Una vez que desaparecen los síntomas, pensamos que ya estamos sanos y es fácil olvidarse de seguir la rutina que nos hizo mejorar. Es habitual que después de hacer dieta y mejorar nuestros hábitos alimenticios consigamos perder unos kilos que, en cuanto volvemos a descuidar nuestros hábitos, se recuperan rápidamente. Lo mismo vale para mantener tu columna vertebral sana con la atención quiropráctica regular. Cuando el dolor se ha ido y la vitalidad ha vuelto es fácil olvidar el impacto que tiene un sistema nervioso despejado sobre tu salud en general. Si abandonas el cuidado quiropráctico por mucho tiempo será más difícil recuperar las mejoras. Lo ideal es seguir un programa de mantenimiento.

Cuando tus antiguos dolores y molestias reaparecen, en lugar de tratar de averiguar lo que hiciste que provocó de nuevo la crisis, recuerda lo que estabas haciendo y permitió que tu cuerpo expresara la inteligencia innata que sabe como auto repararse.

Relájate con Quiropráctica

¿Alguna vez te sentiste abrumado por las tensiones de la vida? Te sientes tenso y distorsionado, como una goma elástica que se ha retorcido hasta el borde de romperse? Esa tensión que sientes no está en tu cabeza… realmente es tu sistema nervioso.

Relájate-con-Quiro

Los estreses de la vida son constantes y tensionan los nervios como una goma elástica retorcida y ello te roba la posibilidad de experimentar la plenitud de la vida. Los quiroprácticos se refieren a este estado como “estar subluxado”. Si no se elimina regularmente esta tensión de tus nervios, se acumula en silencio hasta que se manifiesta con una crisis física o emocional. La solución… liberar la tensión con cuidado quiropráctico preventivo y ¡obtener el control de tu vida de nuevo!

El cuidado quiropráctico elimina suavemente el estrés de tu columna vertebral y de la médula espinal antes de que un fallo crítico pueda ocurrir. Libérate del estrés con ajustes quiroprácticos regulares y experimentarás mejor calidad de vida.

Tocar madera…

Algunas personas piensan que la salud es una cuestión de suerte, como si te tocara en una lotería genética un gran sistema inmunológico, una función orgánica perfecta y un montón de energía. En realidad, no hay que “tocar madera” para estar sano… tienes más control sobre tu «expresión» natural de lo que piensas.

TocarMadera

La salud es un derecho de nacimiento. Desde el momento de la concepción, pasando de la adolescencia a la edad adulta, el poder innato de la vida que te trajo a la existencia continua trabajando para crear la mejor versión posible de ti. Esto incluye ayudarte a crecer fuerte, recuperarte de enfermedades y conquistar los estreses de la vida. Todas estas funciones vitales de la salud están orquestados por un poder innato dentro de ti y se manifiesta a través del sistema nervioso. Mediante los ajustes quiroprácticos, puedes mantener despejada “tu línea de vida” por donde fluye el poder innato.

Si has notado un cambio en tu salud desde que recibes cuidado quiropráctico regular, no es por “tocar madera”. Es gracias a “tocar las vértebras” subluxadas y devolverlas a su alineación, de modo que la inteligencia innata puede hacer su trabajo sin interferencias.

Después de la caída…

De acuerdo con el padre de la Quiropráctica, BJ Palmer, un resbalón y caída en una acera puede parecer una cosa pequeña. Pero la cascada de eventos invisibles que provoca, puede conducirte a mayores problemas en el futuro.

TraslaCaída

El resbalón, por insignificante que sea, provoca una sacudida inesperada en la columna vertebral; vértebras desalineadas o subluxaciones, presión sobre uno o varios nervios, tejidos que se ven privados de una buena comunicación, mal funcionamiento fisiológico. El potencial del cuerpo se ve mermado, la enfermedad encuentra el medio ideal para desarrollarse y el curso de la vida se ve alterado. Todo por un instante aparentemente intrascendente, a menos que se remedie cuanto antes mejor.

No importa lo insignificante sea el resbalón, tu quiropráctico preferirá evaluar de inmediato para estar seguros. No sólo puede ajustar la desalineación, si no que, el hecho de corregir las subluxaciones pronto, frustra las interrupciones en la calidad de tu día a día y, en consecuencia probablemente, también la tus seres cercanos. Después de una caída, por favor acude cuanto antes a un control quiropráctico.

El modo en que estamos conectados…

Si de repente presentas un dolor que te irradia hacia el brazo izquierdo, cualquier profesional de la salud reconocerá la urgencia de abordar el origen del problema, probablemente el corazón. Si en cambio solamente se trata el síntoma, es decir, el dolor en el brazo, ese error podría matarte. Esta es también la razón por la cual los quiroprácticos se centran en la fuente de tu molestia y no necesariamente en cuándo y cómo la sientes.

Conectados

El dolor reflejado se siente en un punto distante de la zona principal problema. Debido a la vasta red de nervios que viajan desde el cerebro a tu cuerpo, es muy frecuente que los pacientes sienten que sus síntomas aparecen lejos de donde se encuentra realmente el problema. Si las subluxaciones se encuentran en la espalda baja, pueden irradiar dolor en las piernas, si están en el cuello, pueden irradiar dolor en el brazo. Así mismo, las disfunciones orgánicas pueden proceder de desajustes en segmentos de la columna vertebral.

En conclusión, allí dónde «sentimos» no es necesariamente donde necesitamos “arreglar”’. Si tu quiropráctico trabaja en una región espinal alejada de la zona de dolor que estás señalando, no es porque sea indiferente a cómo te sientes, es porque entiende de dónde sale el nervio o el “cable” que está interferido y produciendo el problema.

Quiro-Ángel…

El “David” de Miguel Ángel fue esculpido en un bloque de mármol rechazado por todos los demás artistas contemporáneos. Al elegir el bloque, Miguel Ángel dijo que él miró más allá de los desperfectos y visualizó la figura que quería liberar de él. Luego simplemente fue erosionado lo que no formaba parte de “David” para acabar revelando la obra maestra. Del mismo modo, en su serie dramática conocida como los “Cautivos”, las figuras esculpidas parcialmente aparecen como si se escapan de la piedra que los aprisiona. Los pacientes subluxados son muy similares.

QuiroAngel

Dentro de cada individuo subluxado hay una obra maestra esperando emerger. Al igual que Miguel Ángel, un quiropráctico hábil ve el potencial para la salud dentro de cada paciente. Ante factores como años de estrés, traumas y el miedo que actúa como el granito de arena que va sepultando tu potencial, cada ajuste actúa como un cincel que finamente trabaja para liberar la hermosa vida dentro de ti. Con el tiempo y persistencia, emerge una obra de arte.

No importa lo mal que sientes que tu cuerpo está funcionando, si sientes como si fuera imperfecto, sé coherente con tu cuidado. Cada ajuste, es un impulso que te aleja de la interferencia nerviosa para revelar la increíble poder de curación que está dentro de ti.

Constancia y repetición

Quién no recuerda haber pasado alguna noche sin dormir preparando un examen importante: intentar asimilar todo un semestre de trabajo en unas pocas horas, ¡una verdadera maratón sin parar de estudiar! Pero cuando se trata de salud y quiropráctica, esto no funciona así.

Constancia_Repetición

Probablemente nos gustaría acudir al quiropráctico, después de años de dolores y problemas de salud, y que una sola sesión bastara para borrar estos síntomas. Pero al igual que asimilar los conceptos para un examen en un solo día, un trabajo de alivio quiropráctico para salvar la situación, también es temporal. Ajustes de última hora para problemas de larga duración siempre darán resultados fugaces. Se necesita repetición sostenida, atención constante en el tiempo para conseguir cambios medibles en columnas vertebrales largamente subluxadas.

Sería una equivocación pensar que podemos recuperar nuestra curva cervical o minimizar los efectos de años de pobre movilidad espinal con una sobredosis puntual de quiropráctica. En salud no vale actuar así, se requiere constancia y repetición para mantener la integridad de tu espalda.

Un cepo en tu columna

Te despertaste esta mañana y al levantarte de la cama, descubres que tu espalda está completamente bloqueada como si un cepo le impidiera moverse. Tal vez entonces, pienses que deberías haber prestado más atención a las señales de advertencia que se fueron acumulando en los últimos meses.

Cepo_Columna

La negligencia es enemigo del funcionamiento normal. Piensa en esa pequeña punzada en la espalda que sentiste hace unos días o en el dolor por la mañana que has tenido cada vez más frecuente, como en las advertencias que te manda tu cuerpo. Es como las multas de estacionamiento de las que no haces caso hasta que te encuentras con una penalización mayor. Si sigues ignorando las “multas” o avisos no debes sorprenderte si un día te encuentras con que toda tu columna se ha bloqueado y queda fuera de servicio. Eso es lo que sucede cuando las subluxaciones van sin control y sin ser corregidas.

Así que la moraleja de esta historia es no esperar a que tus problemas de la columna vertebral se te escapen de las manos antes de hacer algo al respecto. El cuerpo y tu columna te avisan, sé responsable y cuida las subluxaciones de tu columna ahora, antes de que ocasionen problemas mayores en el futuro.